La integración de datos (Data Integration) es la práctica que consiste en combinar los datos de diversas fuentes, enriquecerlos, consolidarlos y cargarlos de manera ágil, rápida y eficiente. La integración de datos es cada vez más importante en el caso de la consolidación de aplicaciones o sistemas de información dentro de una empresa, para ofrecer una visión unificada de los activos de datos de la compañía.

 

La integración de datos le permite a una empresa llevar a cabo análisis basados en los datos del almacén de datos. Esto no es posible realizarlo con sólo datos disponibles en el sistema de origen de la información. La razón es que los sistemas de origen no pueden contener datos correspondientes de diferentes entidades o áreas de la compañía.

La solución de Directrix, ayuda a entender, limpiar, controlar, transformar y entregar los datos para que pueda asegurarse que la información es confiable, consistente y en tiempo real.